Sanidad

El alcalde y el consejero de Deportes participan en una demostración de cómo los desfibriladores salvan vidas tras un infarto

15 de Agosto de 2008. 16:41 - Nota de Prensa Ayto. Boadilla

Compartir:

El alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, y el consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid han participado hoy en la piscina municipal de Boadilla del Monte en una demostración a cargo de personal médico de cómo el uso de desfibriladores puede salvar vidas ante un ataque cardiaco. El alcalde ha destacado que “en un municipio como Boadilla que cuenta con un elevadísimo número de deportistas y que ha sido Ciudad Europea del Deporte 2007 es fundamental que contemos con desfibriladores en nuestros centros deportivos. Actualmente, disponemos de uno en la piscina del complejo deportivo municipal y de otro en la piscina cubierta, pero hemos solicitado la subvención que concede la Comunidad de Madrid para la adquisición de estos sistemas que pretendemos llevar a todos nuestros centros”.
El alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, y el consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid han participado hoy en la piscina municipal de Boadilla del Monte en una demostración a cargo de personal médico de cómo el uso de desfibriladores puede salvar vidas ante un ataque cardiaco.

El alcalde ha destacado que “en un municipio como Boadilla que cuenta con un elevadísimo número de deportistas y que ha sido Ciudad Europea del Deporte 2007 es fundamental que contemos con desfibriladores en nuestros centros deportivos. Actualmente, disponemos de uno en la piscina del complejo deportivo municipal y de otro en la piscina cubierta, pero hemos solicitado la subvención que concede la Comunidad de Madrid para la adquisición de estos sistemas que pretendemos llevar a todos nuestros centros”.

La consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un plan de subvenciones que tiene por objeto facilitar la instalación de este sistema en todos los municipios madrileños.

El consejero ha explicado por su parte que “el manejo de estos desfibriladores es sencillísimo y basta con seguir las breves instrucciones impresas en el propio desfibrilador. En caso de no ser necesario su uso, la propia máquina lo detecta y no produce la descarga eléctrica, por lo que el margen de error es prácticamente nulo”.

La reducida inversión que supone el suministro de este equipo, tiene un coste medio de 2.000 euros, su facil manejo y el corto período de formación que requiere la capacitación del personal encargado de su manejo han contribuido a que numerosos organismos médicos de nuestro país recomienden su instalación en locales y zonas que por la actividad que desarrollan concentran un elevado número de personas.

La parada cardiaca extrahospitalaria, de carácter inesperado, es un problema de primera magnitud para la salud pública. En aquellos establecimientos, locales y espacios de pública concurrencia, como son las instalaciones deportivas, pueden darse casos de emergencia o urgencia vital en los que hay que actuar con la máxima celerifad para ofrecer una adecuada atención

La existencia en el mercado de los desfibriladores semiautomáticos externos, que permiten identificar con altísimo nivel de fiabilidad las arritmias susceptibles de desfibrilación y que de forma semiautomática, mediante una acción voluntaria y guiada de quien lo maneja, producen una descarga eléctrica, han contribuido a que la comunidad científica internacional apoye la utilización de estos aparatos por personal no médico, aunque sí debidamente capacitado.

Comentarios
Todavía no hay comentarios, se el primero en comentar.
Ofertas y cupones

ó seleciona tus intereses

Los datos facilitados se utilizan para la prestación del servicio, igualmente serán añadidos al fichero informatizado responsabilidad de infomunicipios. No cederemos tus datos personales a terceros. Más información en Aviso Legal.
Planes entre vecinos
Días de lluvia
Lo más leído en Sanidad

¡Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todo!

logo