Municipio

Finalizan las obras de mejora de los accesos peatonales a la Casa de Aves 

28 de Junio de 2022. 13:23 - Redacción

Compartir:

Los accesos peatonales que conducen a la Casa de Aves del Palacio Infante D. Luis,  único edificio de estas características que se conserva en España, han dado un cambio radical tras la finalización de las obras de acondicionamiento.

Con un presupuesto de 56.315 euros se ha procedido a colocar pavimento con adoquín rústico envejecido en el paseo peatonal, que se ha delimitado con bordillos de granito. También se han instalado canaletas de fundición para conducir las aguas de escorrentía, conectándolas con la red de saneamiento.

La actuación también ha contemplado la instalación de mobiliario urbano (bancos y papeleras) y se ha colocado en la zona iluminación con placas de tecnología LED.  

Historia de la Casa de Aves

D. Luis, hijo menor del primer Borbón que reinó en España, Felipe V, mandó construir el Palacio en 1762. En él creó una pequeña corte ilustrada y, como gran mecenas, se rodeó de personajes de la talla de Luigi Boccherini o su amigo Ventura Rodríguez, el arquitecto que diseñó el Palacio y, casi con seguridad, también los otros elementos que configuraron en su día el conjunto palaciego, entre los que destaca, junto al jardín, las huertas, la fuente, el estanque, la noria y la llamada Casa de Aves o Gallinero.

Gran amante de la Historia Natural, el Infante creó en su Palacio un gabinete que competía en calidad incluso con el de su hermano, Carlos III. La Casa de Aves complementaba esa colección, que respondía a una doble justificación: de una parte, el interés ilustrado de rodearse y atesorar conocimiento, y de otra, la de demostrar la ostentación del poder que tenía la nobleza. Una forma de hacerlo era importar especies animales exóticas desde distintas partes del mundo, lo que conllevaba la necesidad de mantenerlos.

Antes de la Ilustración, especialmente en el siglo XVII, esta moda de coleccionar animales hizo que se construyeran aviarios e instalaciones similares para poder albergarlos. La leonera del palacio del Buen Retiro, donde incluso se organizaban combates entre leones, toros, osos y tigres, era un buen ejemplo, como lo fueron en Europa las Menagerie de los palacios de Versalles o de Schönbrunn.

La colección faunística del Infante incluía numerosas especies de aves e insectos pero también otros animales, como cabras de angora, un oso o una cebra, que vivía en semilibertad en los jardines. Una magnífica pintura de Luis Paret, pintor de cámara del Infante, hoy conservada en el Museo del Prado, inmortalizó al animal en 1774.

Existieron aviarios en muchos otros palacios españoles. El Infante encargó al menos otros dos: uno junto al palacio de Aranjuez, en 1770, y otro para su última morada, el palacio de Arenas de San Pedro, también obra de Ventura Rodríguez.

 

Comentarios
Todavía no hay comentarios, se el primero en comentar.

ó seleciona tus intereses

Los datos facilitados se utilizan para la prestación del servicio, igualmente serán añadidos al fichero informatizado responsabilidad de infomunicipios. No cederemos tus datos personales a terceros. Más información en Aviso Legal.
Planes entre vecinos
Días de lluvia

Lo más leído en Municipio

Tablón inmobiliario

¡Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todo!

logo